FANDOM


El matrimonio en el Templo, (también conocido como matrimonio celestial) es una ceremonia sagrada que se lleva a cabo solo en los Templos Mormones. El matrimonio en el templo difiere de otros matrimonios y ceremonias matrimoniales por varias razones, incluyendo lo que se entiende ser el matrimonio, la importancia del matrimonio, quien puede asistir a la ceremonia y lo que sucede en la ceremonia en sí.

El Matrimonio en el Templo es EternoEditar

Los mormones reconocen y se refieren al matrimonio en el templo como “matrimonio eterno,” o “sellamiento en el templo.” El matrimonio recibe estas características eternas como prueba de las palabras de Cristo a Pedro: “a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra, será atado en los cielos” (Mateo 16:19). Sencillamente, hay unas ordenanzas, incluyendo el matrimonio en el templo, que no terminan con la muerte. En esto, el matrimonio del templo difiere significantemente de la frase más conocida: “hasta que la muerte los separe.”

Los mormones se refieren comúnmente a este poder dado a Pedro, y restaurado a José Smith, como el poder sellador. Esto se refiere a sellar o atar al novio y la novia por toda la eternidad. Es allí donde comienza la frase “sellamiento en el templo.”

¿Por Qué un Matrimonio en el Templo?Editar

El matrimonio en el templo es importante para los mormones por dos razones. La primera es la razón ya mencionada que el matrimonio allí efectuado se extiende más allá de la tumba. La segunda razón es el entendimiento que los hijos que nacen en un hogar en donde los padres están sellados, también son sellados a los padres, creando una familia eterna. Estas bendiciones no solo se reciben automáticamente al recibir la ceremonia, pero mientras la familia recuerda y guarda convenios sagrados que han hecho mutuamente y con Dios, tal como se presenta en la ceremonia.

Si se guardan los convenios, la muerte no separa ni a los esposos ni a los hijos de sus padres. Esta es la razón por la que los miembros de la Iglesia Mormona a menudo se refieren al gozo de vivir eternamente con su familia. El guardar estos convenios involucra los compromisos esperados, como mantenerse fiel a la pareja, y el cuidado adecuado y la nutrición de los miembros de la familia y las relaciones familiares. Muchas familias mormonas han adoptado la "Proclamación de la Familia" como un bosquejo de cómo lograr un matrimonio eterno.

¿Quién Puede Asistir a un Matrimonio en el Templo?Editar

Solo miembros dignos de la Iglesia Mormona pueden entrar en los templos y asistir a matrimonios en el templo. Estos miembros deben tener una recomendación para el templo. Los miembros que no son dignos, o que todavía no han recibido un investidura, no son permitidos entrar.

Adicionalmente, a los individuos que no son miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no se les permite asistir a los matrimonios en los templos. Esto puede hacer que los que no puedan entrar se sientan como que no se les aprecia, o que no se les considera parte del grupo, especialmente sin tomado alguna parte especial en la relación de la pareja. En esta situación todos deben ser sensibles a los sentimientos de los demás.

Un matrimonio en el templo no tiene como propósito ser secreto, pero es un evento sumamente sagrado. Las parejas que se enfrentan a la posibilidad de que sus padres, abuelos, y otros miembros de la familia no puedan asistir a su boda, están en una situación difícil, ya que preferirían que toda su familia esté presente en el matrimonio, pero también quieren casarse en el templo, tal como Dios lo ha mandado.

Al entender la presión emocional y el estrés involucrado, los miembros de la familia que no pueden entrar podrían considerar la naturaleza sagrada y eterna de un matrimonio en el templo que significa mucho para la pareja. A estos parientes se les anima a esperar afuera del templo para saludar a la pareja cuando salga y seguramente están invitados a tomar parte en todos los otros aspectos de la celebración.

La Ceremonia del Matrimonio en el TemploEditar

La ceremonia en sí es muy corta y es dirigida por un Sellador del Templo. Un Sellador es alguien que tiene el sacerdocio y ha sido apartado os asignado la tarea específica de efectuar matrimonios. El sellador puede usar un tiempo para ofrecer consejo matrimonial a la pareja.

La paraje está vestida en ropa ceremonial para el matrimonio. Para las novias esto significa un vestido blanco y modesto, que se conforma con las normas de la Iglesia Mormona y las normas del templo. Se anima a los invitados a llevar su “mejor traje de domingo” como muestra de respeto hacia el templo.