FANDOM


Para los miembros la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el sacerdocio, en su sentido más básico, es el poder eterno y la autoridad de Dios. Dios utilizó el sacerdocio para hacer todas sus creaciones y utiliza ese poder para salvar a sus hijos. Dios ha compartido parte de este poder, llamado “sacerdocio”, con los hombres en el mundo para ayudar en Su obra de llevar a cabo la salvación de Sus hijos. El Sacerdocio es el medio por el cual los hijos autorizados de Dios han avanzado su obra, incluyendo la manifestación de milagros, como el de partir el mar rojo.

Los Deberes del SacerdocioEditar

El deber de los poseedores del sacerdocio en todo el mundo, es de ayudar en la obra de Dios. Estos poseedores tienen la autoridad de obrar en el nombre de Dios. Así que ayudan en la obra misional, y en las ordenanzas salvadoras, como el bautismo y otras ordenanzas que se hacen en los templos, y también es suya la responsabilidad de presidir la Iglesia. Como siervos autorizados de Dios, estas personas pueden dar bendiciones de salud, pueden actuar como obispos, presidentes de misión, presidentes de estaca, y otras posiciones de liderazgo en la Iglesia.

Para poder utilizar el sacerdocio, un hombre tiene que ser bautizado en la Iglesia, tiene que guardar los mandamientos, incluyendo el tratar bien a su familia, y debe recibir el sacerdocio por la imposición de manos, de alguien que posee esta autoridad. El sacerdocio solo se debe usar para hacer la voluntad de Dios. Los poseedores del sacerdocio no deben usar su autoridad para “gobernar” injustamente sobre sus semejantes, y no pueden utilizar el sacerdocio para su propio beneficio. El Sacerdocio siempre se usa para el beneficio de los demás.

La Organización del SacerdocioEditar

Hay dos diferentes niveles del sacerdocio en la tierra. El Sacerdocio de Aarón y el Sacerdocio de Melquisedec. También hay diferentes oficios en el sacerdocio donde los hombres tienen diferentes deberes en su servicio.

Los hombres jóvenes reciben el Sacerdocio de Aarón a la edad de doce años, y tienen diferentes oficios según su edad y dignidad. Los poseedores del Sacerdocio de Aarón preparan, bendicen, y reparten la Santa Cena a los miembros de la Iglesia. Cuando los hombres jóvenes cumplen 18 años, si son dignos, pueden recibir el Sacerdocio de Melquisedec, que les da autoridad para cumplir otros deberes.

Los poseedores del Sacerdocio de Melquisedec pueden dar bendiciones de Dios para sanar, consolar, y aconsejar a aquellos que estén en necesidad. Los Elderes en el Sacerdocio de Melquisedec pueden ser apartados para hacer la obra misional. El Sacerdocio de Melquisedec representa todo el poder que Dios comparte con el hombre, pero no quiere decir que todo poseedor del Sacerdocio tiene todo el poder de Dios. Reciben el Sacerdocio de acuerdo a sus responsabilidades. Por ejemplo, un misionero no recibe la autoridad para hacer el trabajo de un obispo, y un obispo no tiene la autoridad para hacer el trabajo del profeta. El Profeta de la Iglesia es el único que tiene todo el poder y la autorización de Dios para usarlo a la vez, y el delega el poder según la voluntad de Dios, para que otros puedan cumplir sus deberes.

El Sacerdocio y la FamiliaEditar

Los poseedores del Sacerdocio hacen su labor más importante en sus hogares. Los poseedores del Sacerdocio de Melquisedec que son padres son los líderes espirituales de sus familias. Ellos son responsables por el bienestar espiritual y el bienestar temporal de cada miembro de su familia. Los poseedores del sacerdocio presiden en el hogar al lado de su esposa. Los padres son necesarios en el hogar para ayudar con el desarrollo de niños felices y completos, y un poseedor del Sacerdocio debe ser un excelente padre. Un padre poseedor del sacerdocio puede bendecir a su familia inmediatamente en tiempos de necesidad. Para los miembros de la Iglesia, las familias son muy importantes, y por esa razón el poder de Dios es necesario en el hogar, y los poseedores del Sacerdocio son cruciales para ejercer ese poder.