FANDOM


El Libro de Abraham es parte de la Perla de Gran Precio, uno de los libros de escritura de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, o la Iglesia Mormona. Los miembros de la Iglesia creen que son escritos del profeta Abraham que José Smith tradujo de algunos papiros. El Libro de Abraham contiene algunas enseñanzas únicas al mormonismo, incluyendo algunas doctrinas que no se encuentran en ningún otro lugar en las escrituras.

Origen del Libro de AbrahamEditar

Entre 1817 y 1821, Antonio Lebolo exploró Egipto, descubriendo once momias y varios papiros. Cuatro de estas momias y varios papiros cayeron en manos de Michael Chandler después de la muerte de Lebolo. Chandler llevo las momias y los papiros a Kirtland, Ohio, que en ese entonces era el centro de actividad de la Iglesia. Kirtland era una de las muchas paradas que se harían en el este de los Estados Unidos para exhibir las momias. Chandler ofrecía a la venta los papiros y a solicitud de José Smith, varios miembros donaron el dinero para comprar las momias y el papiro. Según José, “los registros de Abraham y José, encontrados con las momias, están hermosamente escritos en papiro, con tinta o pintura negra, y un poco de rojo, en perfecta preservación.” (Historia de la Iglesia 2:348)

José se afanó en la traducción del papiro, pero con otros deberes que atender y con mucha persecución con que lidiar, no pudo continuar las traducciones hasta 1842. En el tumulto de la persecución y éxodo de los primeros mormones, los papiros se perdieron. Cuando se encontraron más adelante, algunos de los papiros se habían perdidos, y los otros dañados.

Las traducciones de José Smith, que fueron publicadas originalmente en 1842 en el periódico de la Iglesia The Times and Seasons, para los miembros de la Iglesia. El Libro de Abraham no se publicó otra vez hasta 1851, cuando un apóstol de la Iglesia, Franklin D. Richards, los junto y con otras obras de José Smith en la Perla de Gran precio. No fue hasta 1880 que la Perla de Gran Precio, incluyendo el Libro de Abraham, fue aceptado por la Iglesia como escritura, recibiendo el mismo status que la Biblia o el Libro de Mormón.

Eruditos modernos han estudiado estos papiros a profundidad. Han descubierto muchas evidencias que las traducciones de José y sus interpretaciones estaban en línea con las tradiciones egipcias, incluyendo los nombres de los dioses egipcios mencionados en las facsímiles. La investigación ha demostrado que las interpretaciones son tan correctas que sería muy improbable, casi imposible, que él adivinara correctamente tan a menudo en asuntos que no conocía a fondo. Los papiros que fueron recuperados por la Iglesia en la década de los 1960, no incluyen los escritos de Abraham, y muchos han supuesto que porque no están, José nunca los tuvo. Sin embargo, hubo algunos papiros que fueron quemados, y otros se perdieron, pero un fragmento de papiro que se recupero si contiene el nombre Abraham. Se determinó que la antigüedad de los escritos es entre 100 a. de J.C. a 100 AD. Por esta razón se dice que los escritos no son lo suficientemente antiguos como para haber pertenecido a Abraham. Es probable que el registro escrito por Abraham se haya copiado, como otros papiros que se han encontrado.

Para algunos, los orígenes del Libro de Abraham son controversiales, pero la evidencia encontrada por los eruditos, no ha desaprobado la certeza de la existencia de los escritos entre los papiros antiguos en alguna forma u otra. La Fundación de Investigación Antigua y Estudios Mormones en BYU tiene una colección de las investigaciones del Libro de Abraham.


Contenido BásicoEditar

El Libro de Abraham contiene cinco capítulos. El primer capítulo comienza con el relato de la vida de Abraham en Egipto, donde fue perseguido y casi muerto por sacerdotes corruptos. El segundo capítulo continúa con la historia de Abraham e incluye el Convenio de Abraham. Dios le prometió a Abraham que el tendría posteridad, prosperidad, y el sacerdocio, y que su posteridad llevaría estas bendiciones al resto del mundo.

El tercer capítulo del libro de Abraham incluye las enseñanzas de las creaciones de Dios, y continúa con la doctrina de la existencia eterna de nuestros espíritus. En este y los otros capítulos, Abraham aprende de la vida premortal y la creación.

Significado del Libro de AbrahamEditar

El Libro de Abraham es sumamente importante para la Doctrina Mormona porque apoya la doctrina de la deificación, que también creían los egipcios. El registro de Abraham ayuda a clarificar la relación de la humanidad con Dios, especialmente explicando lo que sucedió antes de venir a la tierra. Como los mormones creen que las promesas que el Señor hizo a Abraham también se nos pueden aplicar, si guardamos nuestros convenios, el saber de Abraham es especialmente importante para los mormones.