FANDOM


El bautismo es la primera ordenanza del evangelio de Jesucristo y, aparte de las varias cosas que simboliza, es la manera en que una persona que aprende acerca de la Iglesia Mormona se puede unir a ella. Dado que es la primera ordenanza del evangelio, también es la manera en que las personas hacen su primer convenio con Dios. Los mormones creen que el bautismo se hace por inmersión, que significa ser sumergido completamente en el agua. También es esencial que la persona que esté llevando a cabo el bautismo tenga la autoridad de Dios para bautizar, el sacerdocio.

El bautismo es parte importante de seguir a Jesucristo. Aunque Jesucristo estaba completamente libre de pecados, el fue bautizado por Juan el Bautista, como se registra en Mateo 3:13-17. El bautismo es simbólico de la muerte y la resurrección de Cristo. Cristo entrego su vida y murió por los pecados del mundo, pero al tercer día resucitó y salió de la tumba, venciendo la muerte y abriéndonos la puerta a la resurrección. El entrar en el agua simboliza la muerte de Cristo, y el salir del agua representa su resurrección. Gracias a Jesucristo todos resucitaremos después de esta vida, y el bautismo nos ayuda a recordar su sacrificio por nosotros. El bautismo también representa el nacer de nuevo. Una persona que aprende el evangelio de Jesucristo siente la necesidad de ser una persona nueva, o sea de dejar atrás todos los malos hábitos y ser una mejor persona. El entrar en el agua simboliza un tipo de “sepultura” del hombre que éramos antes, y todos los malos hábitos se quedan sepultados en el agua también, y la persona sale del agua como una nueva persona, una persona discípulo de Cristo. La enseñanza central de la Iglesia Mormona es, que aunque las personas cometen pecados y cometen errores, por medio de Jesucristo todo ser humano puede recibir perdón y salir de ese estado pecaminoso. El bautismo es un símbolo perfecto de esto.

Los mormones creen que los niños pequeños no son responsables de sus acciones y por lo tanto no pueden pecar hasta que tengan ocho años, así que los niños menores de ocho años pueden salvarse sin el bautismo. Después de que un niño cumpla ocho años, él o ella puede ser bautizado en la Iglesia Mormona y elegir hacer los convenios del bautismo.

Los Convenios del BautismoEditar

  • Tomar el sobre si el nombre de Cristo, que significa actuar y hablar como Cristo lo haría, o de una manera que el aprobaría
  • Guardar los mandamientos, seguir las leyes de Dios y el arrepentimiento constante de los pecados
  • Servir al Señor, hacer la obra de Dios sirviendo a los demás
  • Llevando las cargas los unos de los otros, ayudar a los demás cuando están pasando por problemas
  • Llorar con los que lloran y consolar a los que necesiten consuelo, ser sensible y bondadoso con los demás, como Jesucristo sería, y dar consuelo
  • Ser un testigo de Dios, actuar como Jesucristo actuaría, siendo un ejemplo a los demás, y estando dispuesto a hablar de Jesucristo a los demás

Bendiciones del BautismoEditar

Los convenios no son solo promesas hechas a Dios. El Señor también promete ciertas cosas. En un convenio, una persona promete hacer ciertas cosas, si una persona se mantiene fiel a esas promesas, el Señor esta obligado a darnos las bendiciones que nos ha prometido. Para el bautismo, las bendiciones incluyen el Don del Espíritu Santo (que se recibe después del bautismo), el perdón de pecados, y la oportunidad de recibir “borrón y cuenta nueva” en la vida.

Después del bautismo, sin embargo, el trabajo no ha terminado. Los hombres y mujeres necesitan ser fieles a sus convenios por el resto de su vida para recibir la bendición más grande del bautismo, la salvación y la vida eterna con Dios.