FANDOM


Muchos están familiarizados con el estándar Mormon de abstenerse de relaciones sexuales hasta el matrimonio. Esto es parte de la más elevada Ley de Castidad. Muchas veces se ve a esta ley como una restricción, especialmente en un mundo donde las relaciones sexuales se ven como parte de una relación normal, o hasta como un "encuentro" cualquiera. Sin embargo, la Ley de Castidad es como leyes de tránsito: tal vez no nos permitan ir tan rápido como no gustaría, pero en fin estamos mucho más seguros (y no detienen demasiado) si las obedecemos.

Las familias son sumamente importantes para la Iglesia Mormona. La infidelidad y la falta de castidad pueden destruir a las familias. Aunque muchas personas hoy en día dicen que tener relaciones antes del matrimonio demuestra amor, estos hechos son mas una expresión de un deseo o una concupiscencia. Desear un placer pasajero antes (o en vez de) un compromiso duradero no demuestra amor, sino es una evidencia de egoísmo. El Señor ha dado mandamientos en contra del uso de pornografía, por que entorpece la habilidad de los hombres y las mujeres de tener relaciones normales amorosas. Puede dañar a los miembros de la familia, y conduce a las personas a actuar de una manera nada adecuada y a veces cometer actos ilegales. La Castidad en pensamiento, palabra, y acción puede proteger a los individuos, y aquellos con quienes interactúan de grave dolor, que puede venir de la infidelidad, hijos ilegítimos, y hogares quebrados.

La Castidad Antes del MatrimonioEditar

La Ley de Castidad nos protege del daño emocional y físico que se puede sufrir cuando una relación donde se tienen relaciones sexuales libremente, se arruina o cuando dicha relación resulta en un niño fuera de matrimonio. Los Mormones creen que los niños tienen el derecho de nacer de dos amorosos padres, y que no se debería poner en riesgo ese derecho de los niños. Para las personas que aun no están casadas, castidad significa más que solo abstenerse de tener relaciones. Significa no hacer nada para estimular sentimientos sexuales, ya sea que estemos solos o con otras personas. Otras normas incluyen, el evitar recostarse juntos, los besos apasionados, y el tocar las partes privadas de otras personas, que los Mormones creen que son sagradas.

El poder de la procreación es uno de los poderes más grandes que Dios ha dado a la humanidad. Los órganos que Dios nos ha dado para utilizar este grandioso poder son sagrados, y solo se deben usar cuando el Señor lo aprueba. El Señor solo aprueba el uso de este poder sagrado y aquellos órganos sagrados dentro de los lazos del matrimonio, no solo por el bienestar de los hijos que pueden venir, sino también por el bienestar de los hombres y las mujeres.

Fidelidad Después del MatrimonioEditar

A las parejas casadas, se les anima tener una buena relación sexual, con respeto y amor entre esposo y esposa. La Ley de Castidad requiere fidelidad completa en el matrimonio. La castidad debe existir tanto en pensamiento y palabra como en acción. Cuando las parejas se son fieles, su amor puede crecer sin el dolor de la infidelidad. Cuando las parejas aun en noviazgo son castas, se pueden confiar entre sí para tener el mismo control con respecto a la fidelidad en el matrimonio.

En la Doctrina Mormona, las relaciones sexuales no solo se deben usar para procrear. Se les anima a las parejas a que tengan hijos, pero las relaciones sexuales deberían ser una expresión de amor y unidad en el matrimonio. Puede ser un recurso poderoso para desarrollar sentimientos de amor profundo y unión entre esposo y esposa. A causa del su poder de unir a las personas, las relaciones sexuales son reservadas para aquellos que se han comprometido a honrar estos enlaces.

Una Ley Para TodosEditar

La protección y felicidad que vienen al obedecer la Ley de Castidad está disponible para todos. Fijar normas y guardarlas ayuda con la autoestima. Guardar la Ley de Castidad puede mantener a todos saludables, porque se ha demostrado que el tener una pareja puede reducir el riesgo de contraer muchas enfermedades. Más importante aun, la Ley de Castidad es un mandamiento de Dios para todo el mundo, no solamente los Mormones.

El Señor bendice a los que guardan sus mandamientos, y la castidad es uno de los más grandes. Los únicos pecados más graves que los pecados sexuales son el asesinato y el negar al Espíritu Santo. Aun que el equivocarse con respecto a la Ley de Castidad es serio, el arrepentimiento está disponible, y el Señor recibe al penitente con brazos abiertos. Dios nos dio nuestros cuerpos, y desea que los cuidemos y protejamos como un don de Él.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.